La moda y su anticipación, Walter Benjamin
 Diana Lorena Cepeda Estrada
 Universidad Central, Pregrado en Creación Literaria
 Materia: Estéticas
 Profesora: Nancy Malaver Cruz
 08 de noviembre de 2016

Si pudiera saber desde aquí, desde ahora, cuál sería la moda y los gustos del futuro tal vez tendría mucho más qué escribir, más que la descripción de mi realidad, de mi actualidad. Como en la película de Volver al Futuro, cuando Martin trae del futuro al presente una revista que recopila las copas ganadas en las ligas de beisbol a lo largo de 50 años (o más) y la revista cae en manos equivocadas y ese personaje se vuelve rico.
Yo no hablo de riqueza, si tuviera un conocimiento así, lo menos que me importaría sería hacerme rica, no. Para mí sería mucho más que dinero, sería el poder del conocimiento, podría anticiparme o enfocarme en ciertas cosas, y dejar de lado otras; podría enfocarme en lo que nadie (de ese entonces) haya estudiado o evitar perder tiempo estudiando y profundizando en temas que no tendrán trascendencia en el futuro.

Y bueno, la moda y las tendencias serían parte de ese enfoque.

Ante todo he de decir que, no es que sea una persona sumamente preocupada por la moda actual o por cómo vestir no tan a la antigua; más bien siempre me ha gustado sentirme a gusto con la ropa que uso, cómoda y de paso si me agrada como me veo, mejor para mí.
Pero tener un conocimiento de las tendencias del futuro no me caería nada mal. No solo para saber qué luce mejor en el cuerpo, o cuales son los colores que hoy en día no usamos, sino para entender desde ya qué piensan en el futuro, qué ven, qué buscan, cual es el concepto de belleza para ellos y entender desde acá de qué forma ha cambiado la concepción de lo bello y de la vanidad.

Claro que tendría un par de ideas de más acerca de cómo verme mejor, o cómo lucir más “a la moda” (del futuro) pero realmente eso no sería mi prioridad.

Pensar en la moda del futuro es nostálgico, al igual que pensar en la moda del pasado. Me gusta pensar que la moda del futuro si va a poseer una motivación individual, que tal vez va a dejar de ser “moda” y cada quien pueda caracterizarse de forma diferente.

BIBLIOGRAFÍA

• Película: Volver al futuro, Steven Spielberg 1985.
• Moda En: Benjamin Walter, Libro de los pasajes, Madrid: Edición Akal, 2005. Pág.91-108.

Anuncios