Texto siniestro
 Diana Lorena Cepeda Estrada
Universidad Central, Pregrado en Creación Literaria
 Materia: Estéticas
 Profesora: Nancy Malaver Cruz
 01 de noviembre del 2016

Adiós y gracias

Con una mano tomó su cuello, con la otra su cintura. Tiernamente besó su la mejilla. La recostó. Contempló su cuerpo, su rostro, su escote, su sonrisa; se detuvo en su falda, en la tela, en la forma cómo caía y llegaba hasta sus pantorrillas, señalándolas.
Le quitó los tacones; estaba fría. Tomó sus manos y puso sobre su estómago una encima de la otra. Ella dormía pero parecía sonreír.
Con una mano tomó su mentón, lo levantó; pareciera que ella miraba el techo, o el cielo.
Cogió un bisturí, vio su rostro reflejado en el filo, su barba, las arrugas que bordeaban su sonrisa, éste era su bisturí preferido.
Bajó la mirada, recordó cada año que no estuvo a su lado, cada mes que la extrañaba, cada fiesta de niños donde la preguntaban, cada carta de cumpleaños, de navidad, de año nuevo; cada momento importante que ella no estuvo a su lado.
Está sedada, pensó, no va a sentir nada.
Entonces inició el corte, los cortes, leves, suaves…
Por cada día que no estuvo a su lado fue haciendo una cortada.

Él tenía 28 años y desde los 12 su madre se fue de su casa.

Anuncios